30anivDomingo, 2 de Febrero de 2014. Hoy se cumplen 30 años del comienzo de un gran SUEÑO, del que me siento enormemente orgulloso ya que se ha hecho realidad.

Ha sido una gran Historia, que tiene su continuidad en un nuevo SUEÑO, la búsqueda de un concepto tan abstracto como es la simbiosis entre Instrumentos e Intérpretes, y que nos llevan a un nuevo reto, lograr la complicidad de la partes, para conseguir la “PERFECCIÓN”. Todo ello en aras de la fidelidad que nos merece la OBRA a interpretar.

Desde la visión que me permite mi atalaya de lo sucedido, de lo que sucede y de lo que presagio que va suceder, me atrevo a asegurar un futuro donde lo mejor está por llegar, y me siento capaz, por la experiencia acumulada en estos treinta años, de ser el motor de ello. Considero que la madurez de todos es esencial para continuar avanzando en un camino donde se sumen aquellas personas que todavía no han tenido la oportunidad de disfrutarlo.

Hoy escucho a mi querido Juan Sebastian Bach, su Misa en Si menor, y me reafirmo en que sí existe la PERFECCIÓN y que se logra vertiendo sentimientos y sueños al servicio de Dios.

Quiero en este día tan maravilloso transmitir mi sentimiento personal a quienes me rodearon y me rodean, compartieron o comparten mis Sueños, agradeciéndoles su comprensión y cariño hacia mi persona, que siempre ha sido LIBRE consigo mismo, y que desea fervientemente contagiaros esta manera de disfrutar, más bien vivir, un mundo maravilloso llamado Música, Música, Música y para postre Música.

Vicente HONORATO